Saltar a contenido
Todo sobre el colágeno

Todo sobre el colágeno

Nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, se sabe que un adulto promedio tiene alrededor de 2 metros cuadrados y dentro de todas sus funciones la principal es protegernos de los factores externos, como: bacterias, toxinas, altas o bajas temperaturas del ambiente, sustancias químicas, contaminación ambiental, entre otras cosas.

Pero para que la piel pueda cuidarnos de todo lo que mencionamos necesita una buena fuente de nutrientes derivados de nuestra alimentación y hábitos cotidianos. Una piel sana se ve radiante, elástica e hidratada y uno de los principales elementos para que luzca así es la cantidad de colágeno que hay en nuestro cuerpo. 

El colágeno es una proteína que el organismo produce de manera natural para crear y mantener los tejidos celulares firmes y flexibles, pero a partir de los 30 años de edad los procesos de producción se vuelven más lentos y este va disminuyendo ocasionando arrugas tempranas, debilidad en la piel o dolores en articulaciones (ya que también es necesario para mantener en buenas condiciones las articulaciones, ligamentos y músculos), de hecho lo necesitamos más de lo que pensamos porque para tener un cabello y uñas sanas también lo utiliza nuestro cuerpo.

Es por eso que de esta edad en adelante es recomendado el consumo de colágeno como suplemento alimenticio. Una forma de agregar más cantidad además de por medio de la alimentación, es con cápsulas, las cuales son muy prácticas para tomar en la mañana o también en polvo para diluir en agua, añadir a un smoothie o también mezclarlo en té o café.

Al momento de elegir el colágeno que vas a consumir es importante que no contenga parabenos, azúcares ni colorantes añadidos, además te recomendamos revisar que sea hidrolizado, lo que significa que el colágeno se ha descompuesto haciendo rápida su absorción.

Otros consejos que te van a servir para mantener tu piel súper sana son los siguientes:

  • Evitar la exposición al sol, la radiación solar es una de las principales causas que afecta a la producción de colágeno en la piel, además de causar que se descomponga más rápidamente. 
  • Reducir el consumo de alimentos procesados y optar por alimentos naturales ricos en colágeno: proteínas como el pollo, atún, salmón, pavo y otros alimentos como la gelatina y las frutas. Asimismo, consumir alimentos que contengan vitamina C y antioxidantes para favorecer la elasticidad. 
  • Moderar el consumo del alcohol y tabaco, ya que deteriora las fibras colágenas y acelera el envejecimiento de la piel.
  • Eliminar de nuestra rutina los cosméticos que contengan alcoholes y fragancias, ya que esto causa que nuestra piel se deshidrate. 

Estos tips evitarán un envejecimiento temprano de nuestra piel, y junto con el consumo del colágeno hidrolizado la ayudarán a mantenerse flexible, firme y capaz de cumplir su función principal de protegernos contra los factores externos. 

 

Artículo anterior Maquillaje cruelty free
Siguiente artículo ¿Cuáles son las plantas de luz y cuáles de sombra?